30 octubre, 2016

Paris


-¿Cuál es tu pecado capital?

- Paris

-Eso es una ciudad

-¿Es una pregunta?

-Me refería a un pecado capital que sea próximo a tu personalidad.

-Paris.

-Ok. Es una capital. Y asumo que debe ser pecaminosa en tu caso.

-La gula.

-Ese es en pecado capital, bien.

-La gula de la comida francesa.

-Sí, claro. Es una comida deliciosa.

-Paris, comer todos los quesos de Francia.

-Eso sería un pecado capital.

-¿Qué es un pecado?

-¿Cómo?

-Sí, ¿qué es un pecado?

-Humm. En resumen serían malas acciones que deben evitarse.

-No sé por qué deberíamos evitar Paris.

-No dije eso.

-Sí, me preguntaste y respondí.

-Quise que me dijeras un pecado capital.

-Ya lo dije: Paris.

-Es que no es un pecado sino la capital.

-Entonces, ¿hay pecados en Capital y otros en Provincia?

-No lo creo. Hay pecados mortales, hasta donde sé.

-¿Mortal de morirse?

-Eso dice la Iglesia.

-Sí, la que está en Roma.

-Sí, que también es la capital de otro país.

-Como Paris. Ahora lo voy entendiendo.

-Hemos llegado a una coincidencia, al fin.

-Pero no hay nada como Paris.

-Es lo mismo que piensan los franceses.

-¿Cuál es la próxima pregunta?

-No creo que volvamos a vernos.

-Es posible.

-¿Qué es lo posible?

-Que cuando quieras verme no me encuentres.

-Me voy a la mierda.

-¿Queda cerca de Paris?

-Sí. Al lado.

-Copión.

No hay comentarios: