Mostrando entradas con la etiqueta Edelman Trust Barometer 2016. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edelman Trust Barometer 2016. Mostrar todas las entradas

24 mayo, 2016

Por qué las ONG son las instituciones más confiables en Argentina

La conclusión del Edelman Trust Barometer 2016 es terminante: Las ONG son las instituciones más confiables en Argentina. El clásico estudio mide el impacto de la confianza sobre empresas, ONGs, medios y gobierno.

En este esquema Edelman presentó los resultados de la décima sexta edición del Trust Barometer, que contó con la participación de 33.000 encuestados de 28 países. Entre los seleccionados de América Latina, se incluye Argentina, Brasil, Colombia y México. Allí se demuestra que las ONG son las instituciones que más confianza obtienen en todo el mundo, aunque en menor medida en los mercados en desarrollo. La confianza en las empresas continúa creciendo y, en el sector de medios, ha aumentado en los últimos dos años. El gobierno continúa siendo la institución menos confiable en el mundo.

Por primera vez se analizaron las diferencias entre el Público Informado, que conforma un 15% de la muestra total, y el 85% restante de la población general. En este sentido, se observa la mayor brecha entre los públicos antes mencionados (12 puntos), consecuencia de la desigualdad de ingresos y las expectativas del futuro. En América Latina, la diferencia es mejor pero significativa (8 puntos), siendo México uno de los países con mayor contraste (15 puntos), seguido por Brasil (10 puntos), Colombia (6 puntos) y Argentina con 3 puntos.

Colabora con el crecimiento de la brecha y la inversión de la pirámide de la confianza, en la que las élites volcaban su influencia en el resto de los públicos, la democratización de la información. El mayor poder de influencia ahora descansa entre la población más amplia, que habla entre sí en los medios sociales o realizan búsquedas para acceder a la información, sin necesitar depender más de la población “informada” para obtener ideas. Este cambio en la influencia se crea en gran parte debido a los cambios dramáticos en donde la gente elige las noticias y la información.

Entre las fuentes de medios de referencia más frecuentes, 2 de los 3 más consultados son medios promovidos por los pares: redes sociales y motores de búsqueda, donde el comportamiento de los usuarios de cada espacio afectará el comportamiento y la información que encuentren otros. En las redes sociales y sitios para compartir contenido, los encuestados a nivel mundial confían más en la familia y amigos (78%) como creadores de contenido que en un director general (49%). Sin embargo, en América Latina, "una persona como yo" sigue sosteniendo la mayor credibilidad entre los encuestados con 83 puntos, 82 en Argentina, 86 en Brasil, 79 en Colombia y 87 en México.

"Con la democratización de la información, hoy más que nunca es erróneo decir que la élite tiene acceso a una mayor cantidad y mejor calidad de conocimientos. Es ingenuo pensar que la población de bajos ingresos no es consciente de las mismas cuestiones dirigidas a la élite", dijo Allan McCrea Steele, Presidente & CEO Edelman Argentina – CEO Edelman America Latina.

A pesar de la brecha existente, las empresas tienen la mejor oportunidad para disminuirla. Según el estudio, factores tales como contribuir al crecimiento económico y a un bien común son las causas primordiales que ayudan a desarrollar e incrementar la confianza. En América Latina, las empresas son las entidades que generan más confianza (69%), seguidas por las ONG (63%). El Gobierno alcanzó sólo el 35%. A pesar de que son los expertos y “Alguien como yo” las fuentes más confiables, sorprende el repunte en la confianza a los CEOs, que este año creció 11 puntos.



Finalmente, por decimosexto año consecutivo, la industria tecnológica resultó ser la más confiable a nivel mundial (74%). En Argentina obtuvo un total 79%, 83% en Brasil, en Colombia 86% y en México, el 90%. Lo más destacado de esta edición fue el segmento de servicios financieros. A pesar de seguir en el último lugar entre los 28 países encuestados, con un 51%. En América Latina, el mismo fenómeno se comprobó, resultado probable de una fuerte inversión de las empresas en este segmento en actividades de beneficio público.