Por qué en las grandes ciudades aumenta la tasa de natalidad

Las ciudades pueden ser injustamente llamadas como "trampas de fertilidad", ya que mientras la urbanización está aumentando en lo global, la fecundidad ha disminuido drásticamente; ambas tendencias demográficas van de la mano. Una nueva investigación muestra que la tasa de nacimientos en 41 grandes ciudades europeas y estadounidenses es, en realidad, un 7% más alto que el promedio nacional de los respectivos países. Incluso ciudades con mayor costo de la vida, incluyendo Londres, Nueva York y Estocolmo, tienen mayores tasas de fecundidad.

Aunque la urbanización se ha asociado históricamente con menores tasas de natalidad, la investigación se aleja del mito de las ciudades como "trampas de fertilidad". Cuando las ciudades han experimentado un crecimiento sin precedentes en las últimas décadas, las tasas globales de fecundidad han disminuido drásticamente. Algunos demógrafos creen que las condiciones que atraen a la gente a las ciudades, tales como un mayor acceso a la educación, mejores empleos para las mujeres y las opciones de planificación familiar, también pueden estar asociados con esta disminución.

Sin embargo la evidencia reciente indica que las ciudades de los países desarrollados están experimentando un "mini baby boom". La investigación reciente fue encargada por la unidad internacional de pensiones de Allianz, una de las aseguradoras más grandes del mundo. Concluyeron que la tasa de nacimientos en 41 grandes ciudades europeas y estadounidenses se encuentra actualmente en promedio un 7% más alto que el promedio nacional de sus países.

Los investigadores descubrieron que los patrones de fecundidad más altas se presentan en Lisboa (+ 50%), Bratislava (+ 31%) y Birmingham, en el Reino Unido, (+ 17%). Mientras tanto, en los EE.UU., la tasa de natalidad se ajustó a NYC (+ 5%) en comparación con el promedio nacional; Chicago (+ 3%) y el 17% en Dallas.

"Sorprendentemente, las ciudades con algunos de los más altos costos de gastos de vivienda también tienen una tasa de natalidad de aumento en comparación con el promedio nacional", dijo Brigitte Miksa, Jefe de Internacional de Pensiones. "Estos incluyen la Ciudad de Nueva York, Munich (+ 5%), Londres (+ 8%), Estocolmo (+ 13%), Copenhague (145) y Oslo (+ 16%).

Los incentivos para aumentar la fertilidad en algunas ciudades incluyen mejores oportunidades de empleo que ofrecen el equilibrio entre la vida laboral, una infraestructura más amplia con un acceso más fácil a la guardería, el cambio de actitudes de crianza entre las parejas acomodadas y el aumento de la inmigración.

Sin embargo, los investigadores de Allianz también advierten que, si bien un baby boom en las ciudades es un valor demográfico, no es la panacea para los problemas que aquejan a las sociedades que envejecen. En las ciudades observadas, solamente Dallas y Birmingham tienen 2,1 hijos por mujer en tasas de natalidad. Este es el número que se considera necesario para una generación que puede reemplazar el aumento demográfico causado por la inmigración. Otras cinco ciudades, Bruselas, Estocolmo, Oslo, Londres y Nueva York, presentan niveles de fecundidad por debajo de esa tasa de reemplazo. Para la analista Brigitte Miksa "los países tendrán que encontrar otras maneras de mantener su población y financiar sus servicios públicos y sus sistemas de pensiones".

Comentarios

Lo más visto en la semana